CABALLOS

Tipos de terapias con caballos

Equitación terapéutica

Hay centros en los que se imparte equitación como terapia, pero sin la necesidad educativa o especial del trabajo en un aula. La equitación terapéutica consiste en un programa diseñado individualmente basado en las necesidades físicas, emocionales o mentales de cada persona, ya sea niño o adulto, incluidas aquellas con incapacidades o limitaciones sociales, de aprendizaje o de comunicación. El profesorado ha sido ha sido entrenado para adaptar estos aspectos y objetivos dependiendo de los progresos individuales. A través del acto de montar, mejorar la fuerza física, la movilidad, la coordinación y el equilibrio.  La concentración y la capacidad lingüística son parte esencial del proceso de aprender a montar con éxito, como lo son habilidades sociales como la interacción con el caballo, el establecimiento de amistades humanas y el respeto por la autoridad. Los beneficios probados incluyen el aumento de la confianza, la autoestima y también las habilidades vitales.descarga

Equitación para discapacitados

Este campo incluye la equitación como actividad para personas de cualquier edad con algún grado de discapacidad, que se ejecuta bajo supervisión de monitores cualificados. La equitación para discapacitados mejora la vida de estas personas, ya que es beneficiosa para su salud y bienestar, convirtiéndose en una terapia duradera que no solo ayuda a mejorar la movilidad, sino que fomenta también la confianza y la autoestima mientras se lo pasa bien.

Hipoterapia

Es un término aplicado a la fisioterapia que se sirve de los movimientos del caballo para ayudar a personas a recuperar coordinación física y movilidad. Los movimientos pélvicos de la persona, hace que el jinete aprenda a recuperar habilidad y movimientos que puedan estar dañados o perdidos.

Esta terapia también ayuda a las personas a ser conscientes del lenguaje, la respiración o las partes del cuerpo.

Psicoterapia asistida con caballos

Se trata de una particular combinación de psicoterapia y caballos que normalmente no se montan, la idea es que ciertos problemas pueden manifestarse cuando una persona maneja o interactúan con varios caballos. Estos pueden entonces ser tratados por el psicoterapeuta; incluyen la rabia, el miedo, la ansiedad, la baja autoestima, los problemas en las relaciones, la falta de motivación y de confianza. Son los caballos los que sacan a la luz estos problemas reflejando lo que sucede en el interior de las personas, y se revelan a través de un movimiento energético y del lenguaje corporal del individuo en cuestión. Los caballos sienten lo que está sucediendo, y actúan de acuerdo con esa sensación.

cohaching-2Cohaching con caballos

Se basa en la ejecución de ejercicios específicos que sirven para desarrollar valores y capacidades en distintas áreas como: liderazgo, trabajo en equipo, comunicación, empatía, confianza en uno mismo, autoridad…

A través de las actividades con caballos, que exigen concentración y confianza y atención, los participantes en estas terapias aprenden a tener una intensa conexión con los caballos, lo que les ayuda a potenciar su creatividad para resolver situaciones nuevas, ya sea individualmente o en colaboración con tu equipo, así como desarrollar habilidades de escucha, empatía y negociación.

Terapia con caballos

Existen centros de educación con terapia equina. Estos centros ofrecen desarrollo educativo y personal a través de los caballos. El caballo se convierte en el centro de un nuevo entendimiento, aprendizaje y enseñanza. Estar en un ambiente ecuestre puede esperar el desequilibrio en las vidas de las personas, ya que los caballos ofrecen bio-información sobre los procesos internos que pueden ser justo lo que se necesita para que el comportamiento pueda experimentar un cambio dinámico. Tomar parte en actividades y rutinas naturales con caballos nos ayuda a mejorar nuestras capacidades alfabéticas, aritméticas y sociales las personas aprenden rápidamente que si no miden de todas y cada una de las necesidades del caballo, no sobrevivirá, y reconocen así el paralelismo con sus propias vidas y el valor del hecho de cuidar de nosotros mismos. Los jóvenes que asisten a cursos en los que colaboran los caballos para enseñar objetivos automáticamente parecen dejarse llevar gracias a esta interacción, y de este modo la exploración de sus habilidades es mas sencilla.alex-a-caballo-6

Los caballos nos enseñan a enseñar. A lo largo de nuestra vida se nos revelen diferentes cosas y el caballo almacena estas lecciones para nosotros. Cualquiera puede ser tocado cuando un caballo esta en el centro de aprendizaje; no solo los nuños y los jóvenes que conectan con el caballo, sino también sus profesores, reciban la influencia de estos tutores de cuatro patas. En el caso de la terapia con niños que tienen dificultades con el aprendizaje, ayuda a los jóvenes a adquirí confianza e interés por la vida en la enseñanza convencional se planifica el día y los niños tienen que seguir unas directrices determinadas. Los caballos hacen que ese tipo de enfoque sea posible, porque si queremos aprender de ellos, tenemos que dejarles ser ellos mismos y que las lecciones se desarrollen de forma natural.

Tanto el caballo como el niño son vulnerables. Si el maestro asume el poder, entonces ambos lo aprobaran fingidamente, pero nunca averiguaran quien es la esencia del asunto. Es muy sencillo querer que el caballo o el niño hagan lo que les pedimos, pero ser dictatorial implica machacar el espíritu de un joven o de un caballo.  Los caballos te enseñan al jinete en los pequeños detalles, a no precipitarle y a esperar a que el joven haga un movimiento, y que el caballo necesite su tiempo para responder. Y ser pacientes cuando el caballo este con nosotros.

terapia-caballos-video-668x400x80xxA pesar de su fuerza y velocidad, los caballos están emocionalmente abiertos y tienen gran capacidad de perdón, un aspecto de su naturaleza que les convierte en algo tan especial para nosotros.

¿Que necesitan los caballos?

Todos los caballos tienen la fisiología y anatomía de los animales de huida. Han evolucionado para estar constantemente recorriendo largas distancias, comiendo poco la mayoría del tiempo, elemen b to de su estilo de vida que son vitales para su salud general. Los problemas mentales, emocionales y físicos se dan cuando los caballos están inactivos durante largo tiempo y son alimentados con dietas altas en proteínas con periodos intermedios de hambre. La energía del sol, de la que depende toda la vida, es recogida por las plantas durante el proceso de fotosíntesis. Esa energía no solo es necesaria para que las plantas vivan, sino también para los animales que se alimentan de ellas. Los caballos que  no salen a pastar serán privados de su forma de vitalidad fundamental.images-3

¿Que les importa a los caballos y como ven el mundo? Para un caballo, la independencia es un estado extraño, desestabilizador y deprimente. En los caballos salvajes nómadas, las sociedad esta basada en el parentesco, en evitar conflictos y en respetar el espacio de los demás. Las interacciones agresivas de los caballos domésticos se deben principalmente a la competencia por el  agua y la comida o debido a la restricción de espacio impuesta por los humanos. Una estrategia de supervivencia de los caballos es establecer relaciones estables a largo plazo. Dentro de la manada, los equinos tienen papeles y comportamientos definidos, mientras que en el ambiente doméstico el grupo social está cambiando constantemente, lo que da lugar a altos niveles de estrés y ansiedad. Esto se refleja en el entrenamiento y de ser impredecible, o incluso peligroso, cuando lo que sucede en realidad es que está profundamente preocupado.

¿Es verdad que los caballos conectan con nosotros de la misma forma en que creemos que nosotros lo hacemos con ellos? A través del sentido de conciencia del caballo de que cada cosa es parte de un todo, interactúan con todas las cosas. Se producen cambios drásticos cuando cambiamos de perspectiva y comprendernos cómo es la percepción del caballo, lo cual nos conecta con un futuro emergente y nos aleja del estancamiento del pasado. Esto significa un cambio de rumbo personal, y también un cambio en nuestra relación con los caballos.

Lo más importante de todo. Con un amor incondicional podemos llegar a dar lo mejor a nuestro compañero.

Conexión con el caballo

La palabra “conexión” es utilizada en el mundo equino para medir la relación que tenemos con un caballo.

Independientemente del concepto que tengamos de los caballos, nos conectamos a ellos a través de campos de energía. La conexión puede surgir ya sea montado, cuidando de el o con un breve contacto.

caballo-persona2Ellos buscan autenticidad porque quieren conectar con nosotros. Esto puede ser por nuestra energía o por el estado emocional en el que nos encontramos. Hay diferentes niveles de conexión. Todas las relaciones son únicas y hay que trabajar en ellas con constancia para que sigan siendo armónicas. Es una cuestión de estar abiertos y ofrecerles nuestro amor para que el caballo quiera vincularse con nosotros.

Hay un sinfín de razones por la que podemos conectar o no con un caballo. Nuestros sentimientos y pensamientos son captados por el radar equino y el bloqueo para el acercamiento puede darse por el estado en el que nos encontramos en ese momento. Cada caballo tiene sus limitaciones, y tal como nos sucede a nosotros mismos nuestras expectativas no deberían ser inflexibles. Como en cualquier relación, si las expectativas son poco relistas, probablemente terminaremos decepcionados. Cuando somos flexibles, la vida nos ofrece interminables aventuras.

La falta de seguridad o el miedo nos bloquean, debemos considerar todo lo relacionado con la seguridad. Cuando estamos unidos por confianza, los caballos tienen la oportunidad de mostrar que son capaces de cuidar de nosotros. Los caballos expresan una resolución que afecta al momento presente lo cual nos puede llevar a una sincronización de emociones y pensamientos. Al final esto nos llevara a la total armonía del uno con el otro.

Al caballo le gusta que lo toquen y la cohesión de la manada queda reforzada por las caricias mutuas.

descarga-1Muchos jinetes no tocan nunca a su caballo, se limitan a ponerle la montura o cepillarlo. Es importante que los caballos se acostumbren al hábito de que les acaricien, lo cual fomenta la tranquilidad y refuerza las reilaciones.

Así mismo, a los caballos les gusta ser consultados antes que les toquen, ya que la caricia lo puede ver como una intrusión.

Uno de los muchos motivos de por que las personas tenemos dificultades en sintonizar con nuestro caballo es la falta de concentración. Esto bloquea la parte creativa de nuestra naturaleza, la cual necesitamos para dar espacio y poder ser perceptivos.

“Cuando tocamos un caballo, nos conectamos con todo el universo”

¿Qué tienen de especial los caballos?

Caballo: La misma palabra evoca muchas cosas. Un animal grande, bello y majestuoso, un ideal de poder, libertad, elegancia y energía salvaje. El caballo también remueve pasiones con una tremenda capacidad de llegar a nuestro corazón, estimulando la facultad de nutrir y amar, así como de devolvernos el afecto.

Conectar con los caballos es dejarse llevar, fundirse para entrar en el infinito y bailar con el espíritu del caballo; un momento mágico de respeto mutuo, armonía y amistad. Por medio de esa unión, cualquier cosa es posible y podemos convertirnos en todo aquello que podamos ser. A veces esta conexión se da sin esfuerzo, en otras ocasiones es algo que ansiamos hacer, aparentemente esquiva e indecisa.

Subirse a un caballo es el comienzo de una aventura, por la cual nos situamos al borde de un descubrimiento personal.

A través de nuestra conexión histórica con los caballos nos hallamos codificados para estar implicados con ellos, ya que a través de los siglos han desempeñado un papel crucial en la civilización, del que se encuentran restos en casi todas las culturas. Los caballos han sido venerados y apreciados por unos y maltratados e incomprendidos por otros.caballo persona

Actualmente, casi completamente domesticados, sus instintos propios permanecen casi exactos a los del caballo salvaje, sea cual sea su sexo o edad. Adaptándose enormemente para vivir junto a sus compañeros humanos. El caballo domesticado ha sacrificado la jerarquía social de su especie y su estilo de vida libre y nómada.

Sin embargo, incluso cuando los caballos en Occidente no son necesarios para nuestra supervivencia física, el interés por ellos es creciente. En un nivel subliminal, la humanidad tiene la idea de que los caballos pueden ayudarnos en nuestra supervivencia espiritual y las semillas de la vitalidad espiritual se siembran a través de nuestro conocimiento de ellos. Aunque ya no trabajen para nosotros, los caballos trabajan en y con nosotros, lo cual es la razón por la que cada vez más el contacto con los caballos se recomienda por motivos terapéuticos. Los caballos pueden tener un efecto reconstituyente incalculable para los seres humanos, ya que nuestra interacción de atributos que no sabíamos que estaban dentro de nosotros.

Los caballos no lo son todo para todo el mundo, a menudo intentan escoger con quién desean estar y pueden llegar a ser compañeros absolutamente leales y comprometidos.