GATOS

¿Sabes jugar con tu gato?

Cuando tenemos un gato pequeño, mucha gente tiene una forma de jugar con el, habitualmente con las manos de una forma brusca. Esto suele ocasionar problemas de comportamiento en el gato adulto.gato2

Es más grave de lo que parece, ya que cuando el gato pasa del mes a los dos meses de edad, pasa por una fase de amaestramiento muy importante.

A través de los juegos con su madre y sus hermanos, suelen aprender a controlar el entusiasmo y la fuerza de una mordida, por eso la importancia de permanecer con ellos hasta los dos meses y medio.

En el caso que no sea posible, debemos ser conscientes y enseñarle nosotros. En este periodo, al juguetear con el gatito con las manos o los pies, le estamos indicando dos cosas: que nuestro cuerpo es presa, ya que su naturaleza es de cazador y que pueden arañar y morder lo que quieran  sin represalias, puesto que nos parece gracioso ese comportamiento.

¿Que pasa en el momento que el gatito se hace adulto? Pues que esta descontrolado. Se transforman en gatos que mordisquean con fuerza y se lanzan hacia nosotros sin previa provocación. Algo que le hemos enseñado nosotros, pero que acaba desembocando en el convencimiento de que tenemos un gato agresivo.

gato-agresivoEstas conductas son la causa de la manera errónea de enseñarles, aunque se puede remediar.

Por descontado, no hay que enseñarles a jugar con nuestras manos o pies. Hay que utilizar artilugios y juguetes como algo atado en un trozo de caña, de manera que no pueda acceder a nuestra mano al jugar con el.

Si nos muerde, no debemos agitar la mano ya que para el, una presa se mueve. También tenemos que gritar, haciéndole saber que nos esta lastimando.  Cuando nos suelte, desviaremos su atención hacia otra cosa.

Tenemos también que considerar su espacio y no acosarlo cuando no desea que se le acaricie o que se le coja en brazos.

De esta forma lograremos un gato equilibrado con el que podremos disfrutar de su compañía y cariño.gato-jugando