PERROS Y GATOS

Alimentación , enfermedades , deporte, juegos del cachorro, perro adulto y senior

Sentimientos humanos en perros

La culpa, envidia, tristeza, alegría…son sentimientos humanos que se atribuyen a los perros. ¿Que hay de verdad en el sentimiento de culpa en los perros?

Varios estudios han determinado que el sentimiento de culpa esta reservado únicamente para la raza humana.  La reacción que nos demuestras nuestros peludos, como la carita de pena y esos ojitos mirando al suelo, ante una fechoría en la que han sido descubiertos, es simplemente una reacción al tono y  a los gestos que tenemos al dirigirnos a ellos.  Al igual que el remordimiento la culpa es una reacción puramente humana.

Perro culpable
Perro culpable

Eso no quiere decir que nuestros animales estén carentes de sentimientos, hay otros sentimientos como la envidia que si podemos detectar en nuestros perros ya que esta ligado a la rivalidad que tienen entre ellos. Estudios realizados, han demostrado que el hecho de premiar a uno y a otro no desencadena este sentimiento de envidia y reaccionan de forma negativa.

Los celos, es otro sentimiento que pueden padecer al perder el protagonismo frente a sus dueños. La llegada de un extraño a su hogar como una nueva mascota o de un bebe supone para ellos una competencia frente a la atención de su dueño.

Perro feliz
Perro feliz

La tristeza o depresión. Un cambio radical o traumático en su entorno, puede hacer que nuestro perro se enfrente a un estado apático, que bien se puede confundir con cansancio o aburrimiento. La perdida de otra mascota, un cambio de ambiente, la llegada de otro perro o de un bebe…puede desencadenar este sensación.

El miedo es otro de esos sentimientos que comparten con nosotros. Una reacción miedosa o tímida ante situaciones desconocidas o amenazantes.

La alegría y placer, son dos de los sentimientos más rebosantes que tienen nuestras mascotas. Demuestran su alegría al recibirnos al llegar a casa a una situación agradable al jugar con otros animales, frente a su plato de comida…

Nuestros amigos perrunos, también tienen su corazoncito y hay que aprender a comprenderlos.

Obesidad o sobrepeso en tu perro o gato

Hoy hablamos de la preocupación de la obesidad o sobrepeso en tu perro o gato. De cuál es el mejor alimento para bajar de peso. Hay muchas posibilidades de que tu perro o gato se vuelvan obesos. Para prevenirlo, vamos ver estos consejos.

La obesidad o sobrepeso en perros y gatos, alcanza un porcentaje muy alto. Este porcentaje es más alto en perros que en gatos. Normalmente, los dueños de estos perros o gatos, desconocen que su mascota lo padece.

gordo1La mayoría de animales que sufre este problema esta alimentada con piensos comerciales,  el inconveniente de estos alimentos es que tiene sólo 10% de humedad cuando un perro come alimentos con 80% de humedad. Alimentos comerciales que tienen un 45 a 75% de cereales, cuando el perro no necesita más del 10% de los mismos, ya que los cereales hacen que se abarate el  coste del pienso.   Para evitar estos problemas, hay que descartar dar solo alimentos comerciales. Las posibilidades de enfermedades son más altas, entre ellas el sobrepeso y la obesidad, ya que no equipares la calidad de los alimentos frescos y su cantidad de agua con alimentos secos. Como suplemento es aceptable pero no como dieta principal

Por otra parte, el 90% de los alimentos comerciales tienen un alto contenido de cereales, ya que de este modo abarata el coste. Incluso los alimentos de las clínicas veterinarias que además tienen un alto coste. Una buena dieta debe ser, en general, alta en proteína animal, baja en cereales con niveles medios de grasa y un 75 a 85% de agua. Las dietas naturales, caseras, son fáciles de hacer, mucho más baratas que las comerciales y mil veces más sanas.
gordo2

Lo mejor es administrar el alimento en dos tres  comidas al día en vez de una, ya que el ejercicio de comer, también implica un gasto de calorías. Comer varias veces al día pequeñas porciones genera más gasto calórico y se asimilan mejor los alimentos.

También tenemos que tener en cuenta que el ejercicio es imprescindible para que se mantengan en su peso óptimo. Ya sea corriendo o jugando.

 

Perros y gatos: la importancia del calcio

perro con pesasEl calcio es un componente importante en la nutrición de perros y gatos. El calcio-fósforo es el que previene dificultades graves, es esencial en la salud de los huesos. Los aspectos más considerables a tener en cuenta, la cantidad de los alimentos, los excesos y deficiencias y diversos tipos de calcio. Ya sea una dieta casera o una dieta comercial, el calcio debe estar presente en cantidades suficientes para la buena salud y la fortaleza de los huesos. Cuando no se logra este equilibrio, es muy probable que el sistema óseo sufra graves problemas causando fracturas. Un perro adulto necesita alrededor de 120 mg / kg / día de calcio. Mientras que un cachorro necesita más del doble, es decir, 320 mg / kg / día de calcio.

A un perro sano alimentado con comida casera y alternando con pienso de calidad, se le puede dar de vez en cuando huesos. Así no hay que complementarlo con calcio. Pero hay que vigilar con los huesos ya que podrían ocasionar perforaciones intestinales u otros trastornos.

La cáscara de huevo finamente molido es una excelente fuente de calcio y se le puede mezclar con comida casera. Una comida casera, debe ser supervisada por un veterinario.GATO FUERTE

El calcio se puede añadir a la comida antes de servirla o cuando la comida es preparada por varios días. Por razones practicas recomiendo añadirlo a la fórmula total. También recomiendo un complemento de calidad comercial. Así evitamos errores. Hay una falsa creencia en la alimentación de cachorros de proporcionarle más calcio para crecer más. La gente asocia calcio con huesos sanos y por lo tanto el crecimiento y es cierto. Sin embargo, “más no es mejor.” Hay dietas caseras para cachorros, pero es necesario equilibrar y consultar a un experto en nutrición animal. De lo contrario, hay en el mercado un excelente alimento para cachorros y una buena dieta tiene que ser revisada por un veterinario, Así será un cachorro sano que será un adulto fuerte. Y con huesos fuertes.